La confesión

Se pasó el pañuelo por la cara buscando una opción para aliviar el calor que sofocaba el cuerpo. Llevaba varias horas esperando en aquella sala al señor Pérez, un psicólogo que atendía a quienes la pandemia había desequilibrado con mayor fuerza. Necesitaba a alguien que le dijera qué hacer con Laura. ¿Cómo es posible queSigue leyendo «La confesión»

Declaración de un taquillero

Estaba muy nervioso y me sudaban las manos como nunca antes. Era la primera vez que me encontraba en una situación similar, pero pensaba que la causa era justa. Tener de frente a tres jueces ataviados de negro y un fiscal pisándome los talones era un paisaje no recomendable. Cuando la jueza me ordenó “acusadoSigue leyendo «Declaración de un taquillero»

El juego peligroso y la salvación

Con un extenso movimiento de la muñeca tiró la piedra. Deseó que llegara tan lejos como la posibilidad lo permitiera. Con ella se iba parte de culpa. Recogió otra que corrió la misma suerte. Después otra y así pretendía seguir. El puño agarraba con la fuerza de todos los tormentos que fluían por su cuerpo.Sigue leyendo «El juego peligroso y la salvación»

La desconfianza y los actos preparatorios

Llegó temprano a casa. La gente estaba casi en total cuarentena y después de los básicos, pocos servicios mantenían su vitalidad. Su esposa lo esperaba, pero no temprano. Habían peleado la tarde anterior por los celos que Eduardo cocinaba sin una sazón real. Elena sabía que tras cada pelea los horarios habituales de Eduardo paraSigue leyendo «La desconfianza y los actos preparatorios»

Misión fallida

La línea del horizonte permanecía en todas direcciones. Se embarcó el 3 de septiembre con destino a la isla de Transfer, situada a cuarenta y ocho horas de viaje. Trascendental por las nudistas que hacían más placentera la estadía de hombres que perseguían un tiempo salvaje de placer. La travesía se hacía deleitable, pero lasSigue leyendo «Misión fallida»

Desconocimiento

Se inició en la pintura desde bien temprano. Tendría seis años cuando realizó el primer ejemplar que ganó un concurso para principiantes. Al crecer, cursó la especialidad de pintura en una prestigiosa escuela de arte donde fue el alumno más destacado. Durante su incipiente carrera, expuso en una de las mejores galerías de la ciudadSigue leyendo «Desconocimiento»

Hábitos

Nadie sabe cuándo exactamente surgió aquella tradición. Sábado tras sábado, los trokianos se aglomeraban en torno al árbol para darle tres vueltas y pedir un deseo. Una locura sin límite de edad. La práctica atraía desde niños gateando, hasta débiles ancianos con bastones en conjunto de tres patas. Las personas depositaban sus esperanzas en manosSigue leyendo «Hábitos»

El desierto

El desierto de Escaseca figura entre los más extremos del mundo. En tiempos de auge vivían en él, alrededor de ochenta familias. Aunque era bastante tedioso llegar a sus predios, gran cantidad de comerciantes acudían para vender los productos a precios exuberantes. Sobre todo, toneles de agua que acarreaban sobre camellos y elefantes que aprendíanSigue leyendo «El desierto»

Cosas de los dioses

Según los ancianos de la sexta generación, la creación de Troke fue obra mística de dioses infames. Fornitud había quebrantado el primer mandamiento de Dezeus que prohibía todo contacto directo con terrícolas, reservándose la procreación santa al vínculo conyugal con las diosas o semidiosas de la Casa Dezeus, una especie de burdel sagrado con elSigue leyendo «Cosas de los dioses»

Notición

La noticia iba en contra del funcionamiento de una sociedad preñada de orgías y lujurias; donde la bigamia estuvo permitida desde los inicios, el incesto se tenía como un simple medio encaminado a satisfacer los deseos sexuales de un mundo patriarcal y la violación de mujeres no constituía delito. Los hombres podían emplear cualquier métodoSigue leyendo «Notición»

Ciencia o religión

La lluvia era densa y amenazaba con no dar tregua cuando se escucharon toques en la puerta de la iglesia trokiana, encargada de venerar al Dios Dezeus. El centinela quedó asombrado, pensaba que nadie se atrevería a salir de casa bajo aquellas condiciones. Se dirigió a la puerta con determinación. Un poco de pesadumbre ritmabaSigue leyendo «Ciencia o religión»

Esperanzas

Transitaba el año cero, en el pueblo Esperanza. Nunca existió un pueblo como aquel. Blanco. Todo era repugnantemente blanco. Perfecto quizás, pero blanco. Casas, cosas, casos. Todo igual. La luz estaba de más donde todo brillaba con la misma intensidad. Nunca anochecía. Cada rostro era semejante a otro. Sin embargo, él era diferente, distante, difuso, amarillo. LosSigue leyendo «Esperanzas»