Rompe el silencio, amor

Tomaste la taza de café interponiéndola entre nosotros. Te miraba fijamente a través de su vapor y del silencio de su aroma. Te miraba en un recuerdo lejano, en imágenes desgarradas por el tiempo. Añoro las conversaciones ahogadas en vasos de café, el silencio de tus besos y el calor de tus manos. Te buscoSigue leyendo «Rompe el silencio, amor»

Recuerdos que son nuestros

Escribo mi historia desde hoy,hacia atrás. Ojalá estas letrasdefinan caminos que me llevende nuevoa tus brazos,a tus labios. Escribo mi vida desde hoy,y te busco. Te busco en recuerdossepultados bajo sombrasy silencio. Te encuentro,tan pequeña y asustada. Recuerdo tu nombrey te llamo. Me miras. Sonríes y señalas el desordende mis letras y mis recuerdos,de miSigue leyendo «Recuerdos que son nuestros»

Para Michi

Te fuiste apagando,como se apagaun copo de nieveen unas manos ingenuas. Nos regalaste risas,horas de desveloescuchando tu monótonamelodía. Nos regalaste algún grito,provocado por tus muestrasde cariño. Fuiste un destello,muy pequeña. Sin embargo, dejasun vacío enormeen nuestros corazones. Te recordaré,te recordaremos siempre. Guardaremos esos momentoscomo aquellos tesorosque tú escondíasa la vista de todos.

No fue la flor

No fue la flor,sino su aromael que me hizo sentirtede nuevoa mi lado. No fue la flor,sino su luzla que me hizo verteescondidabajo recuerdos deshilachados. No fue la flor,sino su formala que me hizo sentirteentre mis brazos. No es la florque sostengo,no es nada de eso. Es tu recuerdo,palpitando en un corazónque anhela vertebuscando elSigue leyendo «No fue la flor»

Ayer recibí una carta

Ayer recibí una cartaque llevaba impresa tu voz. Tus palabras, profundas,sobre el papel,guardaban el aromade tus manos yun silencio latente: El silencio de tus ojosvigilando cada letramientras escribías. El silencio de un suspiroque dejaba escapar un trozode tu almay que, ahora,se cobija entre estas palabras. El silencio de un llanto perdidoentre estas hojasque tú haces mías. El silencioSigue leyendo «Ayer recibí una carta»

Echo de menos la lluvia

Echo de menosesas nubes grises,que se acercan, cargadas de melancolía. Ir a buscarte al trabajo,mientras escuchoel palpitar de mil gotassobre mi cabeza,también lo echo de menos. Hace tiempo que no sientoel titileo de la lluviaen un cristal que tiemblaentre agua y vaho. Echo de menos la lluviasobre tu cuerpoy el mío.

Aún dormía cuando llamaste a mi puerta. No esperaba a nadie, no tenía por qué esperar. Abrí, aún con el sueño  en mis ojos. Quedé paralizado por tu mirada. Mi corazón latía con fuerza, desbocado por tu sonrisa. Ese brillo en tus ojos oscuros me hacía sentir único. Separados por una barrera invisible, inexistente formadaSigue leyendo «Tú»