Rompe el silencio, amor

Tomaste la taza de café
interponiéndola entre nosotros.

Te miraba fijamente
a través de su vapor
y del silencio de su aroma.

Te miraba
en un recuerdo lejano,
en imágenes desgarradas
por el tiempo.

Añoro las conversaciones
ahogadas en vasos de café,
el silencio de tus besos
y el calor de tus manos.

Te busco en el fondo de esta taza
que ya solo contiene
una espuma que se consume,
como mis recuerdos,
como tu risa, 
como tu voz…

Hoy,
más que nunca,
rompe el silencio,
amor.

Publicado por Antonio J. Ramírez Pedrosa

Creador y promotor de Un cuaderno en blanco. Escritor de silencios.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: