Una reflexión sobre la tarde

Estaba sentado cerca de la ventana del salón.Los últimos rayos de luz daban un tono anaranjado a las páginas del libro que tenía en mis manos. Cuando la tarde estuvo a punto de desaparecer tras los edificios, un último destello hizo trasparentarse la página que leía dejando ver, a través, las palabras de la páginaSigue leyendo «Una reflexión sobre la tarde»

Si te llamo esta noche

Y si te llamo esta noche, ¿estarás? No tengo nada más que el silencio que guardan todos estos botellines vacíos, mil palabras que amenazan con escapar y perderse para siempre y el deseo incontrolable de gritar hasta perder el sentido. Aun así, si te llamo esta noche, ¿estarás?

La voz del mar

No sabría decir cuánto tiempo llevo embarcado en este viaje sin fin que me lleva a visitar ciudades por todo el mundo. Los días pasan de forma distinta cuando se vive sobre el mar.Los colores, también parecen transformarse y tomar cierto matiz azulado y gris. La lluvia es muy distinta, también. Cada gota forma unSigue leyendo «La voz del mar»

Nuestro país de las maravillas

Este país de las maravillas no me lo ha descubierto un conejo blanco que corre, nervioso, pensando que llega tarde a una cita inexistente. Este país de las maravillas no tiene una liebre de marzo que se esconde, simulando una locura transitoria donde solo un loco se atreve a parar el tiempo. Tampoco existe unSigue leyendo «Nuestro país de las maravillas»

En días como estos

En día como estos desearía que estos abrazos eternos que me das en mis sueños fugaces durasen para siempre. Y que tus susurros no se pierdan en el viento. En días como estos desearía que se parase el tiempo justo en ese momento en el que tu piel se funde con la mía. Y queSigue leyendo «En días como estos»

Un beso que se nos perdió en París

Hoy me asalta el recuerdo de aquel beso que nunca te di sobre aquel puente que cruza el Sena entre Notre Dame y la Torre Eiffel. Y me queda la nostalgia contenida en este sorbo amargo de un café de media tarde. Hoy me asalta el recuerdo de aquel beso que perdimos en París.  

Besar la lluvia

Siento que estallan en mis dedoscada una de las caricias que rozan tu piel. Dibujo formas imposibles sobre tu espaldaintentando no cruzar ninguna de las líneas invisibles con las que uno tus lunares. Una luz ciega a las estrellas.Un estruendo nos encoge el pecho.El silencio, luego.Un susurro entre risas… Estas noches de tormentatodos nuestros besosponenSigue leyendo «Besar la lluvia»

Pintarlo todo de negro

El tiempo pasa demasiado rápido entre tanto revuelo de sin razones,toma formas incomprensibles,danzamás allá de todo cuanto alcanzo a vercomo si fuese un lazo infinito-rojo-que se abandona al viento. Corazones descompasados intentan recuperar el ritmo previo al caospero no lo consiguen.Crean frecuencias monótonas de latidos inaudibles. Una canción de los Rolling Stones rompe el silencio.Sigue leyendo «Pintarlo todo de negro»

En esta esquina del mundo

El mar olvidó cómo susurrar al romper contra la playa. Las gaviotas ya no sobrevuelan esta arena negra, llena de algas muertas. La gente ya no pasea ni quiere mojar los pies en estas aguas turbias y rojas. En esta esquina del mundo todo parece haberse oxidado. Las casas ya no sirven de cobijo.Un estruendoSigue leyendo «En esta esquina del mundo»

Libros usados

Me gustan los libros usados por sus páginas amarillas y sus distintas tonalidades, por las manchas en sus portadas y las esquinas oscurecidas y desdobladas. Me gustan los libros usados por la magia que encierran, por esas frases subrayadas que inspiran sentimientos de quien las leyó. También me gustan sus anotaciones y porque, a veces,Sigue leyendo «Libros usados»

Flor de cerezo

Cada paso que te acerca a mí hace temblar sutilmente este suelo que nos mantiene flotando sobre una de las arterias de la ciudad.Hace años que nos conocimos en este mismo lugar. Chocamos, nos miramos y me preguntaste mi nombre. Nevaba. ¿Lo recuerdas?Algunos copos de nieve jugaban a entrelazarse en la lana de tu gorro rojo.Otros seSigue leyendo «Flor de cerezo»