Cómo analizar morfológicamente una oración

El análisis morfológico es un ejercicio que todos hemos tenido que aprender para aprobar la asignatura de Lengua en el instituto, y ahora quiero explicar cómo se hace para aquellos estudiantes que necesitan practicarlo o para aquellos padres o docentes que tienen que explicárselo a sus hijos o alumnos.

¿Qué es analizar morfológicamente una oración?

El análisis morfológico consiste en separar cada palabra de una frase y señalar la categoría gramatical a la que pertenece. En español, las categorías gramaticales son las siguientes:

  • Adjetivos: aparecen junto al nombre complementándolo. Varían en género y número según el nombre al que acompañan. Hay varios tipos de adjetivos: calificativos, determinativos y relacionales, aunque en un análisis morfológico podemos indicar solo su género y número.
  • Adverbios: pueden complementar a un adjetivo, a otro adverbio, a un verbo o a otra oración. Existen diferentes clases de adverbios: de lugar, de tiempo, de modo, de cantidad, de compañía, de interrogación o exclamación, de afirmación, de negación, de duda, de relativo.
  • Conjunciones: palabras que unen oraciones o palabras. Pueden ser de tipo coordinantes y subordinantes.
  • Determinantes: preceden a los sustantivos informando sobre su género, su número, dónde están situados, su pertenencia. Dentro de esta categoría, existen los artículos determinados, indeterminados, demostrativos, indefinidos, posesivos, numerales, interrogativos y exclamativos.
  • Preposiciones: son las encargadas de unir palabras y establecer una función entre ellas.
  • Pronombres: son los sustitutos de los sustantivos. Son útiles cuando no queremos repetir un nombre dentro de la oración. Existen varios tipos: personales, demostrativos, posesivos, indefinidos, numerales, interrogativos y exclamativos.
  • Sustantivos: a esta categoría pertenecen las personas, los animales y los objetos. Los nombres de personas y animales son sustantivos propios, mientras que los nombres que hacen referencia a los seres de una misma especie son sustantivos comunes. También existen sustantivos abstractos, concretos, contables, incontables, individuales y colectivos. Además, tienen género y número.
  • Verbos: expresan la acción del sujeto en la oración. En un análisis morfológico hay que indicar la conjugación, la persona, el número, el tiempo y el modo.

Análisis morfológico: caso práctico

Vamos a practicar el análisis morfológico de la siguiente oración: El cuaderno que está encima de la mesa es amarillo.

Paso 1

Separamos cada palabra de la oración.

El

Cuaderno

Que

Está

Encima

De

La

Mesa

Es

Amarillo

Paso 2

Indicamos la categoría gramatical de cada palabra.

El: artículo determinado, masculino, singular.

Cuaderno: sustantivo común, contable, masculino, singular.

Que: conjunción subordinada.

Está: verbo estar. Tercera persona del singular del presente de indicativo.

Encima: adverbio de lugar.

De: preposición.

La: artículo determinado, femenino, singular.

Mesa: sustantivo común, contable, femenino, singular.

Es: verbo ser. Tercera persona del singular del presente de indicativo.

Amarillo: adjetivo, calificativo, masculino, singular.

Así es cómo se analiza morfológicamente una oración. Espero que os haya resultado útil.

Publicado por Lauracorrige

Madrid (1992). Correctora ortotipográfica, se formó en esta labor en Cálamo y Cran por su pasión a los libros, a las palabras y al lenguaje, pasión que intenta transmitir compartiendo lo que ha aprendido y aprende en las redes sociales, donde es conocida como Lauracorrige. Antes de decidir ser correctora profesional, Laura estudió Escritura Creativa y Redacción y Estilo en talleres literarios, durante aquel tiempo, publicó su primer libro («Relatos fantásticos de amor y misterio») con la editorial, ya inexistente, Leibros.com y participó en una antología creada por la editorial titulada «Sueños de letras», con su relato «Culpable por sorteo». Después, quiso seguir su camino y se lanzó a la aventura de la autopublicación. Escribió un segundo libro de cuentos («El extraño secuestro de Lucy Miller y otros relatos») y empezó a trabajar como redactora en Lowpost SL y a colaborar, escribiendo reseñas literarias, en la revista «Culturamas». Más adelante, y tras haberse formado como correctora, Lowpost le ofreció un puesto para revisar los textos que otros colaboradores escribían, trabajo que compaginaba con la escritura de su primera novela, aún inacabada («22, Watling Street»), y con su afán de compartir en las redes consejos que pudieran ayudar a todo el mundo a escribir mejor. Gracias a esto último, tuvo la idea de recopilar todo lo que había aprendido sobre los signos ortográficos y escribió un manual («Los signos de puntuación: La guía definitiva»), Laura dice que en él explica a usar los signos de puntuación como le hubiese gustado que se los explicaran a ella, sin rodeos, con palabras que entienda todo el mundo y con ejemplos claros. Además de todo esto, trabajó como redactora en el diario independiente «Blasting News», escribiendo noticias de sucesos y deportes, principalmente. Hoy en día, se dedica a revisar las novelas y cuentos de autores independientes y a escribir su propia novela.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: