Publicaciones

Aquí podrás encontrar todas mis publicaciones hasta la fecha.

La música del recuerdo

La música del recuerdo es eso que sientes cuando una frase te recuerda un momento pasado, cuando lees un verso aislado y sientes que rima con una conversación entretejida con el humo de un café en invierno. La música del recuerdo es lo que te hace llorar cuando duermes, lo que escuchas cuando tienes una canción de fondo y no le prestas atención pero te trae el recuerdo de un pasado mejor.

Haikus al pasado

Colección de haikus que retratan el paso del tiempo, el amor contenido, el deseo y la inexorable aparición del olvido.

Diente de león

Es curioso cómo, con los años, nos aferramos cada vez más a la vida.
Luego, llega un momento (a cada cual le llega cuando corresponde) en el que, de buenas a primeras, ya no te importa seguir viviendo. Quizá, de tanto aferrarse con todas sus fuerzas a la vida, las personas acaben agotadas y decidan soltarla.

Una relato breve que presenta una realidad diferente que se muestra cuando todo está terminando.

Piruleta de fresa

Piruleta de fresa es una colección de besos, de versos, de recuerdos ficticios que sugieren sueños que se vuelven etéreos.
Es pasión contenida, un guiño al deseo.
Un dulce instante.

Mi tiempo en tu reloj

Colección de poemas y prosa poética que retrata el paso del tiempo, el recuerdo, el silencio y el olvido. El 100% de los beneficios de su venta irá destinado a la Fundación Vicente Ferrer.

Silencio y otros poemas

Un silencio puede ser demasiado largo para poder escribirlo o tan efímero como para poder captarlo. Este es un silencio pasajero, incompleto. 
Un breve reflejo de todos los silencios que he vivido. Un comienzo para todos aquellos que quiero vivir.

Silencio y otros poemas pretende ser un eco que despierte todos los silencios que callas.

Bajo dos soles

Han pasado muchos años desde que colonizaron ese planeta.
La calidad de vida mengua a medida que pasa el tiempo.
El sustento básico de alimentos se agota y no son capaces de adaptar su nuevo hábitat a las necesidades de la colonia.
Inmersos en un presente que apunta a difuminarse en un futuro incierto, dos hermanos descubren algo que podría suponer el principio de una nueva era.


Últimas publicaciones en Un cuaderno en blanco:

Nostalgia incontrolable

Me invade una nostalgiaincontrolablecada vez que pienso en ti. Y me veo,recorriendo mis pasos hacia atrásbuscandoese sutil instanteen el que empezaron a separarsede los tuyoshasta llegar a este momentoen el que la distanciaentre tú y yo se hizo infinita. Sobrevuelo tu pasadoy el mío.  Y te veo. Caigo, a tus pies,para hacer de huellay acariciarloscomo loSigue leyendo «Nostalgia incontrolable»

Reto de haiku. Domingo 05/12/2021

En esta ocasión, compartimos la imagen de cabecera de esta entrada («Monte Fuji visto desde Mizukubo» de Takahashi Hiroaki) para proponer que nuestro seguidores de Facebook y Twitter improvisaran algunos haikus inspirados en ella. A continuación, os comparto los trabajos que publicaron: Desde Facebook nos llega: Se demora el día iluminando la nieve del monteSigue leyendo «Reto de haiku. Domingo 05/12/2021»

A tu lado

Llegó el momento en que no recordaba el día en el que empezó la temporada de lluvias. Constantemente, día tras día, nos acompañaba un cielo gris, en sus diferentes tonos, y una lluvia no muy intensa pero que no cesaba.   El tiempo se me había pasado volando.   Eran las nueve de la noche y apenasSigue leyendo «A tu lado»

Dejas tu silencio

Acabas de salir por la puertay la quietud inunda nuestro hogar. Dejas tras de ti el silencioso perfumede tu cuerpo,las huellas calladas de tus piesdescalzosen el suelo frío,el eco de tu voz y de tu risa. Respiro tu silencio.Parece que aún estás conmigo,a mi lado.

Conducir con lluvia

Las nubes se separaban de las montañas dejando una estela densa, como si no quisieran desprenderse y algo tirase de ellas con fuerza.   Los limpia parabrisas tenían un ritmo constante.   De fondo, escuchaba tu voz y una melodía.   Se hace cansado conducir bajo la lluvia.   Preferiría relajarme en mi asiento, apartar la vista unos instantes,Sigue leyendo «Conducir con lluvia»

El ánfora

—¡Te castigaré! —gritó Zeus a Prometeo. Y el cielo se cubrió de nubes, los truenos retumbaron, la luz de un rayo iluminó el rostro del titán, el cual permanecía con los ojos muy abiertos, sin explicarse cómo se había descubierto el robo del fuego para regalárselo a los hombres. En la estancia contigua, a PandoraSigue leyendo «El ánfora»

A %d blogueros les gusta esto: