Los signos de puntuación: cómo usar el punto

El punto (.) es un signo de puntuación que marca el final de una oración, un párrafo o un texto con sentido completo.

Se escribe detrás de la palabra que indica que la frase ha terminado y siempre pegado a esta. Se debe dejar un espacio entre el punto y la palabra o enunciado que se escriba a continuación. La palabra que se escribe después del punto debe comenzar con inicial mayúscula.

Al punto se lo conoce de distintas formas según señale el final de una frase, un párrafo o un escrito:

  1. Cuando se coloca al final de una oración y a continuación, en el mismo renglón, se escribe otra frase, se trata del punto y seguido. Si después del punto y seguido no hay espacio para escribir otro enunciado en el mismo renglón, se debe escribir en la siguiente línea sin dejar márgenes. El punto y seguido separa las oraciones que constituyen un mismo párrafo. (La mujer esperaba el ascensor. El vecino que le caía tan mal salió al rellano justo cuando el ascensor llegaba).
  2. Si señala el final de un párrafo y debajo de este comienza otro párrafo, se llama punto y aparte, también conocido como punto aparte en algunas zonas de América. Cada vez que comience un párrafo, la primera línea debe quedar sangrada con respecto al resto de frases que lo forman.

No había nieve, pero el barro se había convertido en una gruesa capa de hielo sobre las aceras, y en las tuberías de conducción del agua se veían los primeros carámbanos. El cielo era claro y verdoso, brillante a causa de los acerados centelleos del hielo. Los hombres caminaban lentamente, con prudencia, como si estuviesen aprendiendo a patinar; de vez en cuando resbalaban levantando involuntariamente una pierna, y se cogían al farol más próximo. Los caballos resbalaban también sobre el pavimento helado; bajo sus cascos que arañaban convulsivamente el hielo saltaban chispas.

Kira iba al Instituto. A través de las delgadas suelas de sus zapatos, la acera lisa como un espejo le enviaba un soplo helado piernas arriba. Iba de prisa, andando con inseguridad y resbalando de vez en cuando. (Ayn Rand, Los que vivimos, p. 78 – 79).

El punto y aparte se usa para separar párrafos que exponen dentro del texto ideas diferentes.

3. Cuando indica el final de un texto, se llama punto final. Es incorrecto decir punto y final.

El punto en las abreviaturas

Todas las abreviaturas deben escribirse con un punto (Sr., Sra., Excma., Dña., Ud.). Este punto se conoce como punto abreviativo y es obligatorio ponerlo aunque la palabra abreviada no se encuentre al final de la oración.

Tenga paciencia, el Dr. pronto le atenderá.

En el caso de que la abreviatura termine el enunciado, el punto abreviativo servirá también de punto y seguido, punto y aparte o punto final.

Recuerdo que era un tipo alto, fornido, con grandes brazos, etc.

En las abreviaturas que incluyen letras o números volados, el punto se escribe delante de estos.

2. º, D. ª Pilar.

En una secuencia de abreviaturas, deben escribirse los otros signos de puntuación (coma, punto y coma, puntos suspensivos, etc.) después de cada punto abreviativo. Si una oración finaliza con una abreviatura seguida de puntos suspensivos, se debe escribir el punto abreviativo más los puntos suspensivos, sin espacios entre ambos signos.

Conoce varias abreviaturas: Lcda., Abg., Alfz.

Publicado por Lauracorrige

Madrid (1992). Correctora ortotipográfica, se formó en esta labor en Cálamo y Cran por su pasión a los libros, a las palabras y al lenguaje, pasión que intenta transmitir compartiendo lo que ha aprendido y aprende en las redes sociales, donde es conocida como Lauracorrige. Antes de decidir ser correctora profesional, Laura estudió Escritura Creativa y Redacción y Estilo en talleres literarios, durante aquel tiempo, publicó su primer libro («Relatos fantásticos de amor y misterio») con la editorial, ya inexistente, Leibros.com y participó en una antología creada por la editorial titulada «Sueños de letras», con su relato «Culpable por sorteo». Después, quiso seguir su camino y se lanzó a la aventura de la autopublicación. Escribió un segundo libro de cuentos («El extraño secuestro de Lucy Miller y otros relatos») y empezó a trabajar como redactora en Lowpost SL y a colaborar, escribiendo reseñas literarias, en la revista «Culturamas». Más adelante, y tras haberse formado como correctora, Lowpost le ofreció un puesto para revisar los textos que otros colaboradores escribían, trabajo que compaginaba con la escritura de su primera novela, aún inacabada («22, Watling Street»), y con su afán de compartir en las redes consejos que pudieran ayudar a todo el mundo a escribir mejor. Gracias a esto último, tuvo la idea de recopilar todo lo que había aprendido sobre los signos ortográficos y escribió un manual («Los signos de puntuación: La guía definitiva»), Laura dice que en él explica a usar los signos de puntuación como le hubiese gustado que se los explicaran a ella, sin rodeos, con palabras que entienda todo el mundo y con ejemplos claros. Además de todo esto, trabajó como redactora en el diario independiente «Blasting News», escribiendo noticias de sucesos y deportes, principalmente. Hoy en día, se dedica a revisar las novelas y cuentos de autores independientes y a escribir su propia novela.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: