Los signos de puntuación: ¿Cómo se usa el paréntesis?

El paréntesis () se emplea para introducir en una oración un inciso a modo de aclaración. En muchos casos, el enunciado entre paréntesis tiene sentido completo y apenas guarda relación con la oración principal.

Es un signo ortográfico doble y debe escribirse pegado a la primera y última palabra que abarca, pero separado de la palabra que lo precede y de la palabra que sigue tras él. Si después del paréntesis aparece otro signo de puntuación, se escribe pegado a este.

Gabriela tenía el ceño fruncido (hace unos años la había visto con la misma expresión, cuando su hermana le rompió la bici). Parecía una anciana con la frente tan surcada de arrugas.

Aparte de introducir incisos, el paréntesis se usa para los siguientes casos:

Para intercalar datos precisos

Se coloca entre paréntesis cualquier dato que sirva de aclaración, como las fechas, los siglos, los lugares, los nombres de autores, sus obras, el significado de siglas.

Marie Curie nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia (Polonia) y fue conocida por descubrir el radio y el polonio.

La Guerra Fría (1947 – 1991) empezó tras finalizar la Segunda Guerra Mundial entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Para señalar acotaciones en las obras teatrales

Las acotaciones en teatro se escriben entre paréntesis e indican lo que piensan los personajes, los gestos que deben hacer, el tono que deben emplear al hablar e incluso describen lo que ocurre en la escena. Por ejemplo, si dos personajes están conversando en una sala y de pronto suena el timbre, esto se encerraría entre paréntesis.

DON DIEGO.-   Muy bien venidas, señoras.
DOÑA IRENE.-   ¿Conque usted, a lo que parece, no ha salido?  (Se sientan DOÑA IRENE y DON DIEGO.) 
DON DIEGO.-   No, señora. Luego, más tarde, daré una vueltecita por ahí… He leído un rato. Traté de dormir, pero en esta posada no se duerme.
DOÑA FRANCISCA.-   Es verdad que no… ¡Y qué mosquitos! ¡Mala peste en ellos! Anoche no me dejaron parar… Pero mire usted, mire usted (Desata el pañuelo y manifiesta algunas cosas de las que indica el diálogo.)  cuántas cosillas traigo. Rosarios de nácar, cruces de ciprés, la regla de San Benito, una pililla de cristal…  
El sí de las niñas (Leandro Fernández de Moratín)

Para introducir opciones

Cuando un texto muestra palabras o elementos con doble opción de número o género, estas alternativas se colocan entre paréntesis pegadas a la palabra principal.

En 2023 se congelarán los sueldos a los(as) funcionarios(as).

Para introducir los elementos de una lista

Se emplea el paréntesis para separar cada letra o número que introduce un elemento en una enumeración. Lo más común en este caso es colocar solo el paréntesis de cierre detrás de la letra o el número.

¿Qué significa la expresión latina «Lux et veritas»?

a) Lucha y libertad.

b) Luz y verdad.

c) Alma y coraje.

Para agrupar operaciones matemáticas y en fórmulas químicas

En un enunciado matemático, los paréntesis se emplean para aislar los grupos de operaciones que pertenecen a una serie. Las operaciones que están dentro de los paréntesis son las que deben resolverse primero.

8 × (4 + 57) – 460 : (17 × 10) = 485,29

En las fórmulas químicas compuestas se emplean para indicar que un subíndice afecta a más de un átomo.

AI(HO)3 Hidróxido de Aluminio

Publicado por Lauracorrige

Madrid (1992). Correctora ortotipográfica, se formó en esta labor en Cálamo y Cran por su pasión a los libros, a las palabras y al lenguaje, pasión que intenta transmitir compartiendo lo que ha aprendido y aprende en las redes sociales, donde es conocida como Lauracorrige. Antes de decidir ser correctora profesional, Laura estudió Escritura Creativa y Redacción y Estilo en talleres literarios, durante aquel tiempo, publicó su primer libro («Relatos fantásticos de amor y misterio») con la editorial, ya inexistente, Leibros.com y participó en una antología creada por la editorial titulada «Sueños de letras», con su relato «Culpable por sorteo». Después, quiso seguir su camino y se lanzó a la aventura de la autopublicación. Escribió un segundo libro de cuentos («El extraño secuestro de Lucy Miller y otros relatos») y empezó a trabajar como redactora en Lowpost SL y a colaborar, escribiendo reseñas literarias, en la revista «Culturamas». Más adelante, y tras haberse formado como correctora, Lowpost le ofreció un puesto para revisar los textos que otros colaboradores escribían, trabajo que compaginaba con la escritura de su primera novela, aún inacabada («22, Watling Street»), y con su afán de compartir en las redes consejos que pudieran ayudar a todo el mundo a escribir mejor. Gracias a esto último, tuvo la idea de recopilar todo lo que había aprendido sobre los signos ortográficos y escribió un manual («Los signos de puntuación: La guía definitiva»), Laura dice que en él explica a usar los signos de puntuación como le hubiese gustado que se los explicaran a ella, sin rodeos, con palabras que entienda todo el mundo y con ejemplos claros. Además de todo esto, trabajó como redactora en el diario independiente «Blasting News», escribiendo noticias de sucesos y deportes, principalmente. Hoy en día, se dedica a revisar las novelas y cuentos de autores independientes y a escribir su propia novela.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: