Niebla

A veces, la niebla te deja paisajes increíbles en los que las montañas se cortan a ras. Se desdibujan para que puedas imaginarlas como quieras. 

Árboles que sólo muestran sus raíces, para que tú imagines sus formas, sus ramas… hasta el color de sus hojas. 

Casas blancas en mitad del campo que desaparecen.

Ahora, desde el tren, la niebla me presenta un lienzo en blanco donde dibujar el paisaje que me venga en gana. Mientras, gotas de lluvia se pasean, casi en horizontal, por la ventana.

Publicado por Antonio J. Ramírez Pedrosa

Creador y promotor de Un cuaderno en blanco. Escritor de silencios.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: