, ,

Café y chocolate

Me estremecen tus parpadeos lentos,
el diminuto hueco que dejas entre tus labios
cuando posas la mirada en los míos
y el dulce perfume de tu pelo sobre mi piel.

Abrazarte, 
así tumbados, 
sobre la cama
es como abrazar mil flores.

Y besarte,
lento,
es tan tierno
como esa onza de chocolate
que siempre dejas flotar 
en la espuma del café.

Responder a Antonio J. Ramírez Pedrosa Cancelar la respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Comments (

2

)

  1. rimasflotantes

    Que bonito, Antonio, me encantó.
    Fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Antonio J. Ramírez Pedrosa

      Muchísimas gracias por tus palabras 🙂
      Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

A %d blogueros les gusta esto: