La música del recuerdo

La música del recuerdo fue el primer libro que publiqué en formato papel. Es una colección de poesía y prosa poética que escribí a lo largo de 2017 y 2018.

Lo autopubliqué en la plataforma KDP porque fue la primera que encontré que me permitía tener el control de todo: maquetación, portada, contenido…

De alguna forma, sentía miedo de que algo que había creado con dedicación durante todo ese tiempo se viese modificado para dar un resultado que no me terminara de convencer.

Con los años, he ido aprendiendo más acerca de cómo conseguir un trabajo más pulido y con el que me sienta mucho más contento. Y ha sido en 2020 cuando he decidido que todos mis poemarios converjan hacia un mismo estilo de diseño y forma.

Esta Navidad, quiero que todo el mundo pueda disfrutar de la Poesía porque, de una forma u otra, es la Poesía lo que mantiene la magia oculta en las cosas.

Así, durante el mes de diciembre, podéis conseguir un ejemplar en papel de La música del recuerdo por 3.50€ en Amazon.

Además, a lo largo de los próximos días, iré publicando en el blog cada uno de los fragmentos que forman este libro.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo cuando lo escribí.

¡Felices Fiestas y feliz lectura!

La música del recuerdo

Caminar bajo la lluvia

En ocasiones, es inevitable caminar bajo la lluvia.  Otras veces, hay que buscar la ocasión para hacerlo. Cuando camino bajo la lluvia me gusta hacerlo sin paraguas, aunque rara vez se da la ocasión en la que un paseo bajo la lluvia se puede disfrutar.  En este aspecto, se podría decir que un paseo bajoSeguir leyendo

Detener el tiempo

Y detener el tiempo, como sea. Arrancando las manecillas de cada reloj. Cogerte de la mano y salir corriendo allí hasta donde la curiosidad juega con la casualidad y no nos importe nada. Sé que hará frío, así que correremos más rápido. Parar un momento para contemplar cómo esas flores permanecen inmutables y, por una vez,Seguir leyendo

Lo que no se ve en el paisaje

Cuando veo un paisaje, por primera vez, me dejo llevar por los detalles de aquello que veo… Sin embargo, cuando vuelvo a recordar ese paisaje, ya no recuerdo lo que vi. Recuerdo con más fuerza lo que no vi. Recuerdo tu voz, paseando por los jardines de la Alhambra. El sonido del agua que caeSeguir leyendo

Niebla

A veces, la niebla te deja paisajes increíbles en los que las montañas se cortan a ras. Se desdibujan para que puedas imaginarlas como quieras.  Árboles que sólo muestran sus raíces, para que tú imagines sus formas, sus ramas… hasta el color de sus hojas.  Casas blancas en mitad del campo que desaparecen. Ahora, desdeSeguir leyendo

Una noche más

Hacía semanas que no conseguía escribir una puta frase con sentido. Estaba totalmente bloqueado. Las ideas me venían a la mente agolpadas unas con otras, chocaban entre ellas… no servían para nada.Aquella noche decidí salir para que me diese el aire. Había estado todo el día lloviendo. Las calles estaban empapadas y un olor a tierra ySeguir leyendo

Martes

Aquel martes no fue el típico martes de mierda. A diferencia de otros martes, ese día pudieron disfrutar de una buena comida, a costa de otros, un ambiente de trabajo distinto, unas instalaciones distintas. Disfrutaron de la posibilidad de aplazar ese martes de mierda al día siguiente. Algo bueno tenía que haber en atravesar la ciudadSeguir leyendo

Un instante

Aquella noche hacía bastante frío. Ese frío que te hiela los pies y te cala hasta los huesos. Puse la televisión, en un intento de encontrar algo que pudiese valer la pena.Hacía días que todo en la televisión era el mismo tipo de mierda: monótona y aburrida. Cambiaba de canal, recostado en el sofá.Había pasadoSeguir leyendo

En esta esquina del mundo

El mar olvidó cómo susurrar al romper contra la playa. Las gaviotas ya no sobrevuelan esta arena negra.La gente ya no pasea ni quiere mojar los pies en estas aguas turbias y rojas.En esta esquina del Mundo todo parece haberse oxidado.Las casas ya no sirven de cobijo.Un estruendo tras otro hace caer los tejados sobre lasSeguir leyendo

Mi mejor café ya no es mi mejor café

  Hace años escribí que mi mejor café fue un café con leche, bajo una sombrilla de tela que me protegía de una lluvia ligera. El olor a tierra mojada y el color anaranjado del atardecer daba un escenario perfecto a las ideas que crecían en mi cabeza mientras leía el libro que tenía entre lasSeguir leyendo