Los signos de puntuación: Cuándo usar mayúscula después de los dos puntos

Los dos puntos (:) se emplean para detener la oración justo antes de revelar el quid del asunto que se está tratando.

Casi siempre, después de los dos puntos, se escribe con minúscula; pero hay excepciones que exponemos a continuación:

  • Se escribe con mayúscula tras los dos puntos del encabezamiento o saludo de una carta.

Querida María:

  Te escribo para comunicarte…

  • Cuando después de los dos puntos aparece una cita textual, salvo si la cita comienza con puntos suspensivos.

Confucio dijo: «Un hombre de virtuosas palabras no siempre es un hombre virtuoso».

  • Se escribe con mayúscula después de los dos puntos que separan los epígrafes internos de un libro de la información que sigue.

La Edad Media: Es el periodo histórico de la civilización occidental comprendido entre los siglos v y xv.

  • Después de las palabras ejemplo, advertencia, nota, etc., cuando van seguidas de dos puntos.

Advertencia: No consumir en caso de que vaya a conducir.

  • Se escribe con mayúscula tras los dos puntos que se escriben junto a expresiones como a continuación, siguiente(s), etc.

Conoceremos las principales ventajas del marketing digital a continuación:

Es medible en el cien por cien de las ocasiones…

  • Tras los verbos como CERTIFICAR, EXPONER, SOLICITAR, etc. que pueden leerse en documentos jurídicos y administrativos. Estos verbos siempre deben escribirse en mayúsculas.

CERTIFICA:

Que la señora Sara Pérez Díaz ha recibido…

Publicado por Lauracorrige

Madrid (1992). Correctora ortotipográfica, se formó en esta labor en Cálamo y Cran por su pasión a los libros, a las palabras y al lenguaje, pasión que intenta transmitir compartiendo lo que ha aprendido y aprende en las redes sociales, donde es conocida como Lauracorrige. Antes de decidir ser correctora profesional, Laura estudió Escritura Creativa y Redacción y Estilo en talleres literarios, durante aquel tiempo, publicó su primer libro («Relatos fantásticos de amor y misterio») con la editorial, ya inexistente, Leibros.com y participó en una antología creada por la editorial titulada «Sueños de letras», con su relato «Culpable por sorteo». Después, quiso seguir su camino y se lanzó a la aventura de la autopublicación. Escribió un segundo libro de cuentos («El extraño secuestro de Lucy Miller y otros relatos») y empezó a trabajar como redactora en Lowpost SL y a colaborar, escribiendo reseñas literarias, en la revista «Culturamas». Más adelante, y tras haberse formado como correctora, Lowpost le ofreció un puesto para revisar los textos que otros colaboradores escribían, trabajo que compaginaba con la escritura de su primera novela, aún inacabada («22, Watling Street»), y con su afán de compartir en las redes consejos que pudieran ayudar a todo el mundo a escribir mejor. Gracias a esto último, tuvo la idea de recopilar todo lo que había aprendido sobre los signos ortográficos y escribió un manual («Los signos de puntuación: La guía definitiva»), Laura dice que en él explica a usar los signos de puntuación como le hubiese gustado que se los explicaran a ella, sin rodeos, con palabras que entienda todo el mundo y con ejemplos claros. Además de todo esto, trabajó como redactora en el diario independiente «Blasting News», escribiendo noticias de sucesos y deportes, principalmente. Hoy en día, se dedica a revisar las novelas y cuentos de autores independientes y a escribir su propia novela.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: