Dejamos Twitter

Hace semanas, quizás meses, que llevo planteándome la posibilidad de dejar algunas redes sociales. Y Twitter era una de esas que estaba siempre en primer lugar para abandonar, llegado el momento.

Muchos ya conocéis mi opinión sobre esta red social, tan llena de odio, oportunistas y toxicidad… Sin embargo, tengo que decir que he conocido a gran cantidad de voces y artistas muy interesantes en ella. También he conocido a gente que ha pasado a formar parte de mi día a día creativo. Por eso, en parte, estoy agradecido.

Quería aprovechar esta entrada para trasladarte mis últimas impresiones con la red.

Cuando anuncié que abandonaríamos Twitter, decidí dejar de seguir a las más de 400 personas que seguía. En ese momento me di cuenta de que al 80% de ellas no las conocía ni recordaba el momento en que las seguí. Sé que lo hice porque en algún momento me parecía interesante su contenido o porque vi algo en sus perfiles que llamó mi atención. Pero, con el tiempo, la plataforma los volvió invisibles.

Así que solo me quedé con 19 cuentas: colaboradores y amigos cercanos.

¿Qué pensáis que ocurrió en mi TL tras eso?

Absolutamente nada. Seguí viendo exactamente lo mismo, ya sea por recomendaciones de cuentas seguidas por esos pocos seguidores que tenía o por tendencias que podrían interesarme. Sí gané en paz y calma, porque dejé de encontrarme con polémicas y gilipolleces. Creo que estos últimos días, creo que han sido los días en los que más he disfrutado la plataforma.

Así que, solo me queda decirte que no pierdas el tiempo leyendo a personas que te provocan malestar, que no te de apuro dejar de seguir a gente a la que seguiste o mantuviste cierta relación virtual si ahora te incomoda leer lo que dice o comparte. En definitiva, no pierdas tu tiempo. Es demasiado valioso como para gastarlo en cosas que, verdaderamente, no valen la pena.

Termino deseando que estés bien y que tengas un bonito fin de semana.
Nos seguimos leyendo, aquí, en el resto de plataformas en las que estamos, o quizá, repentinamente, en el lugar más inesperado.

Publicado por Antonio J. Ramírez Pedrosa

Creador y promotor de Un cuaderno en blanco. Escritor de silencios.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: