Como tormenta

Cuando te veo,
cuento los segundos
hasta que escucho tu voz.

Eres como una tormenta a lo lejos
con sutiles destellos
que dibujan montañas etéreas
recortando las nubes.

Eres fuego contenido,
luz 
y estruendo.

Eres la brisa que percibo
y ese olor a tierra mojada
y esa humedad que siento
y esas gotas frías sobre mi cabeza. 

Publicado por Antonio J. Ramírez Pedrosa

Escritor de silencios. Formado en el oscuro mundo de las matemáticas. Loco de atar.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: