Un cuaderno en blanco

Un portal a mi mundo

No sabría decir cuánto tiempo llevo embarcado en este viaje sin fin que me lleva a visitar ciudades por todo el mundo. Los días pasan de forma distinta cuando se vive sobre el mar.Los colores, también parecen transformarse y tomar cierto matiz azulado y gris. La lluvia es muy distinta, también. Cada gota forma un …

Continuar leyendo

El mar olvidó cómo susurrar al romper contra la playa. Las gaviotas ya no sobrevuelan esta arena negra, llena de algas muertas. La gente ya no pasea ni quiere mojar los pies en estas aguas turbias y rojas. En esta esquina del mundo todo parece haberse oxidado. Las casas ya no sirven de cobijo.Un estruendo …

Continuar leyendo

Osaka

Antonio J. Ramírez Pedrosa

Fui a buscarte entre el bullicioinfinitode una ciudad frenéticaque no percibía el paso del tiempo. Volví sin ti. Aún hoy, si cierro los ojosbajo lluvias ligeraso en noches iluminadaspor luces anaranjadaso cuando escucho una lata rodartras una patadaincluso en el canto de pájarosque no conozco… No sabría describir qué clase de músicahabitaba sus calles. Aún …

Continuar leyendo

Esta noche el cielo se oscurece conforme pasan las horas. Se evapora su luz plateadacomo bruma que se disipa sobre el mar,las diminutas motas lejanas de luz incandescentese encogen, asustadas,y dejan de emitir ese titileo constante que ponía música al firmamento. Un estruendo lo ilumina todoy hace vibrar el pasado en mi pecho.Diluye tu voz …

Continuar leyendo

Es frenéticala velocidad del tiempo. Me despeina,me seca los ojosy se lleva mi voz muy lejos. Me evita, siempre,el tiempo,y se disuelveen estos momentos efímeros. Me miro.Miro a mi yo del espejo. Primero, observo sus ojos negros,y me veo en ellos,para luegocreer que estoy dentro de esa realidad simétricavacía de recuerdo. A veces,me gusta alargar …

Continuar leyendo

Esta noche el cielo se oscurece conforme pasan las horas. Se evapora su luz plateadacomo bruma que se disipa sobre el mar,las diminutas motas lejanas de luz incandescentese encogen, asustadas,y dejan de emitir ese titileo constante que ponía música al firmamento. Un estruendo lo ilumina todoy hace vibrar el pasado en mi pecho.Diluye tu voz …

Continuar leyendo