Las palabras y yo

Anoche no podía dormir porque, de repente, descubrí algo que me quitó el sueño. Literal. Pongamomos en situación: antes de dormir siempre leo hasta que casi me duermo, tanto es así que muchas veces al día siguiente no recuerdo la última página y tengo que releer. Será que esas últimas páginas las leo dormida… ImaginoSigue leyendo «Las palabras y yo»