Nuestro país de las maravillas

Este país de las maravillas no me lo ha descubierto un conejo blanco que corre, nervioso, pensando que llega tarde a una cita inexistente. Este país de las maravillas no tiene una liebre de marzo que se esconde, simulando una locura transitoria donde solo un loco se atreve a parar el tiempo. Tampoco existe unSigue leyendo «Nuestro país de las maravillas»

En días como estos

En día como estos desearía que estos abrazos eternos que me das en mis sueños fugaces durasen para siempre. Y que tus susurros no se pierdan en el viento. En días como estos desearía que se parase el tiempo justo en ese momento en el que tu piel se funde con la mía. Y queSigue leyendo «En días como estos»

Azul

Siempre me he dejado llevar por el pasado. He sentido cada recuerdo, de nuevo, y lo he sostenido entre mis manos. Yo lo veo como una pequeña esfera, de cristal frío y desgastado con diferentes brillos y matices de color azul. La música que recuerdo y me viene a la cabeza en cada momento meSigue leyendo «Azul»

21:23

Con esta melodía casi inaudibleque confunde las distanciascoges mi mano y me arrastras a mirar al pasadoa través de un gran ventanalque atrapa a una ciudad enfermizamente ordenada. Y me gusta verlo todo de nuevo a través de tu imagen semitransparente en el cristal. Una débil luzcentelleaen el reflejo de tus ojospara alejarse formando unSigue leyendo «21:23»

Cuántico

Esta noche el cielo se oscurece conforme pasan las horas. Se evapora su luz plateadacomo bruma que se disipa sobre el mar,las diminutas motas lejanas de luz incandescentese encogen, asustadas,y dejan de emitir ese titileo constante que ponía música al firmamento. Un estruendo lo ilumina todoy hace vibrar el pasado en mi pecho.Diluye tu vozSigue leyendo «Cuántico»

Reloj de arena

Es frenéticala velocidad del tiempo. Me despeina,me seca los ojosy se lleva mi voz muy lejos. Me evita, siempre,el tiempo,y se disuelveen estos momentos efímeros. Me miro.Miro a mi yo del espejo. Primero, observo sus ojos negros,y me veo en ellos,para luegocreer que estoy dentro de esa realidad simétricavacía de recuerdo. A veces,me gusta alargarSigue leyendo «Reloj de arena»

Buenas noches, luna

Dudo si recuerdo o no cómo llevar la cuenta de las noches. Demasiadas, quizá, sin sus buenas noches, luna. Ya no recuerdo su forma ni esa forma de dibujar su viaje perpetuo entre las estrellas. Miro al cielo. Sé que está ahí pero no la veo. Buenas noches, luna. Escapa el deseo contenido en este susurroSigue leyendo «Buenas noches, luna»

Detener el tiempo

Y detener el tiempo, como sea. Arrancando las manecillas de cada reloj. Cogerte de la mano y salir corriendo allí hasta donde la curiosidad juega con la casualidad y no nos importe nada. Sé que hará frío, así que correremos más rápido. Parar un momento para contemplar cómo esas flores permanecen inmutables y, por unaSigue leyendo «Detener el tiempo»

Azul

Siempre me he dejado llevar por el pasado. He sentido cada recuerdo, de nuevo, y lo he sostenido entre mis manos. Yo lo veo como una pequeña esfera, de cristal frío y desgastado con diferentes brillos y matices de color azul. La música que recuerdo y me viene a la cabeza en cada momento meSigue leyendo «Azul»

Un amor de videoclip

Marcharnos y correr, de la mano, para entrar al primer parque que nos encontremos. Hablar de todo, y nada, tirados en el césped e inventar los posibles que aún no hemos imaginado. Beber en cualquier bar hasta que aprendamos a olvidar. Jugar al despiste con los besos que buscamos con la mirada. Cantar canciones queSigue leyendo «Un amor de videoclip»

Mi tiempo en tu reloj

Aún no me creo que hoy sea el día en el que comparta con vosotros este libro que nació en la triste sonrisa de un niño a miles de kilómetros de aquí. Fue a raíz de apadrinar a Pavan cuando empecé a conocer los proyectos humanitarios que la Fundación Vicente Ferrer realiza en la India.Sigue leyendo «Mi tiempo en tu reloj»

Cuántico

Esta noche el cielo se oscurece conforme pasan las horas. Se evapora su luz plateadacomo bruma que se disipa sobre el mar,las diminutas motas lejanas de luz incandescentese encogen, asustadas,y dejan de emitir ese titileo constante que ponía música al firmamento. Un estruendo lo ilumina todoy hace vibrar el pasado en mi pecho.Diluye tu vozSigue leyendo «Cuántico»