Un cuaderno en blanco

Un espacio para crear y compartir

A veces, se me hace extraño mirartey vercómo lo coges en tus brazoscon esa ternura tan propia de una madremientras susurras inaudibles cancionesque hablan de vosotros dos. Me estremece el lejano murmullo,la sutil y evanescente cariciaque se disipa en su frentedespués de cada beso,el silencio que creáis. A veces, se me hace extrañomirartey vertodo eso,como …

Continuar leyendo

Contigo

Antonio J. Ramírez Pedrosa

Llévame a donde se mezcla la músicacon el sabor de tu piel,a donde el recuerdo pone nombrea cada uno de tus besos. Llévameallí donde no existe el miedoy donde el frío no detiene las manecillasde ningún reloj. Contigo. Llévame a cualquier parte,a cualquier otra parte,incluso más allá de tus sueñoso de los míos. Llévame tan …

Continuar leyendo

Hace unos meses me pidieron como recomendación un libro cuya historia fuese feliz. Me pidieron un libro que no cargase al lector con preocupaciones ni emociones que pudiesen llevarlo a la tristeza o a plantearse cuestiones que pudiesen sumirlo en la típica resaca post-lectura en la que se nubla el recuerdo para mal. Hace unos …

Continuar leyendo

Puede que pase el tiempo,sientas que faltan mis palabrasy creas que el silencio ha sepultado todo cuanto fuimos. La música seguirá dibujandoesa imagen que tenía de tiaunque deje esta extraña sensación de vacío. Créemeno habrá luz que me ciegueborrando todo de prontoni dejaré que el olvidose lleve ningún recuerdo tuyo.

Siento que estallan en mis dedoscada una de las caricias que rozan tu piel. Dibujo formas imposibles sobre tu espaldaintentando no cruzar ninguna de las líneas invisibles con las que uno tus lunares. Una luz ciega a las estrellas.Un estruendo nos encoge el pecho.El silencio, luego.Un susurro entre risas… Estas noches de tormentatodos nuestros besosponen …

Continuar leyendo

Me gusta la playa por la noche, porque se pueden ver las estrellas y el sonido de las olas no es suficiente para callar tu voz. Me gusta por el brillo en tus ojos que deja esa luna intermitente. También me gusta por la infinidad de constelaciones a las que le inventamos el nombre. Tus …

Continuar leyendo

Veo caer las primeras hojas del otoño  a través del sutil vaho que cubre las ventanas de tu dormitorio. Tú aún duermes. Todavía siento en mi espalda cómo se clavaban tus dedos mientras ahogabas tus gemidos en mi cuello.  Como si intentaras liberar unas alas que ocultamos hace años. Las hojas caen fuera entre el ruido monótono de la lluvia …

Continuar leyendo

Antonio J. Ramírez Pedrosa

Se deslizan las gotas de agua por los cristales como se deslizarían mis besos por los recovecos de tu cuerpo. Y aprieta el frío, atrapando mi respiración en ese vaho denso que me permite dibujar tu nombre. Miro, más allá de la Ciudad, cómo florecen diminutas luces en el cielo tras la puesta de sol. …

Continuar leyendo

Yo estaba donde no tenía que estar y tú pasaste, sin saberlo, por mi lado.  Nos encontramos, (tanto tiempo esperando) sin querer. Perdí los años buscándote en libros y en canciones… Y te encontré, en ese momento en el que me miraste y me encontraste por casualidad. Hoy,  se me encoge el pecho al pensar en …

Continuar leyendo

Aprendí, gracias a ti, a ver los colores esenciales de las cosas, el color de la gente, el color real de tus ojos oscuros y hasta el color que sugiere cada una de las canciones que me cantas. Nunca supe decirte qué color veía en ti. Diría que te mezclabas entre el rojo aterciopelado de tus labios y …

Continuar leyendo

Me estremecen tus parpadeos lentos, el diminuto hueco que dejas entre tus labios cuando posas la mirada en los míos y el dulce perfume de tu pelo sobre mi piel. Abrazarte,  así tumbados,  sobre la cama es como abrazar mil flores. Y besarte, lento, es tan tiernocomo esa onza de chocolate que siempre dejas flotar  …

Continuar leyendo