Al filo del invierno

Cae una hoja
y otra
y otra…

Caen con la velocidad
que le otorga su forma
su distancia al suelo
el viento
o el agua de la lluvia
que las empapa.

Cae otra hoja
y con ella
y con todas las demás
el otoño
desnuda
a todos los árboles
de la avenida.

Caen las hojas
al ritmo del tiempo
del olvido
de los susurros
que se convierten en vaho.

Cada vez más expuestas
las ramas,
los nidos
y la luz
sobre las sombras geométricas
de los árboles,
mientras el invierno se acerca.

Publicado por Antonio J. Ramírez Pedrosa

Escritor de silencios. Formado en el oscuro mundo de las matemáticas. Loco de atar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: