Un cuaderno en blanco

Un espacio para crear y compartir

Veo unos ojos que me miran
más allá del espejo
y no sé quién soy.

Observo estas manos que ahora
acarician mi rostro
recorren mi cuerpo
y siento extrañas.

Y, a veces,
se me ofrecen
como una extraña llamada
de auxilio.

Arranco la piel
para mirar más adentro
y nada.

Desgarro la carne
arrancando los tendones,
las entrañas
y todo
para acabar deshaciendo
los huesos
a golpes contra el asfalto.

Y me miro,
miro lo que queda
desde lo alto
sin comprender
cómo un saco de
sueños rotos,
recuerdos,
tiempo, hueso y carne
contiene todo cuanto creo ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: