Un cuaderno en blanco

Un espacio para crear y compartir

La historia recorre y encauza
los dos ríos de mi pecho
al compás y fluir
de un manto de terciopelo
                        y de mimbre,
que marca las caricias
con astillas y duelo
hilvanándolas en sus dedos,
con un hilo de plata de luna
y de latón.

¿Hay espacio para los susurros?
¿Existe el margen entre lo vital
y lo cotidiano?

La historia recorre y encauza
los dos ríos de mi pecho
mientras en mi mente
hay mil fracturas de corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: