Una tarde en el recuerdo

Me detengo
y susurro al viento tu nombre.

Recuerdo cuando hacíamos este camino
juntos
y el eco de tus pasos
persigue a los míos.

Silba el viento entre hojas
de cobre y azul
como si respondiese palabras etéreas
a ese nombre que se me escapa.

Y huye el sol
tras nubes lejanas
bañando de oro viejo
las copas más altas.

Los árboles proyectan sus sombras
sobre este atardecer que nunca acaba.

Siento tu mano
agarrar fuerte la mía
y tu perfume se desvanece
con este recuerdo fugaz
justo en el momento
en el que se desdibuja la luna.


Fotografía de James Rhodes.

Publicado por Antonio J. Ramírez Pedrosa

Escritor de silencios. Formado en el oscuro mundo de las matemáticas. Loco de atar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: